La Badalona “angoixada”

Ahir diumenge, al seus fulls de “Vivir” La Vanguardia publicava un molt interessant article sobre Badalona i els “problemes” de la immigració. Recomano la lectura sencera, però vull destacar alguns paràgrafs, tot i que, ja adverteixo, no en tots comparteixo el que diuen. Només una part de l’article està disponible, la resta és de pagament, però crec que val la pena llegir encara que sigui només la part que no és de pagament: Qué ocurre en Badalona

Badalona se ha convertido en un banco de pruebas donde algunos estrategas experimentan con una mezcla volátil: política e inmigración. Y los medios, volcados en la cacería de lo inmediato, olfatean la pólvora como nadie.

Important apreciació. Els polítics fan la malifeta, els mitjans l’amplifiquen i els ciutadans paguem els plats trencats 🙁

Las causas de este hecho diferencial badalonés son múltiples pero casi todo el mundo –incluidos algunos de los gestores del ayuntamiento gobernado por una coalición de PSC y CiU– admite que desde la Administración se ha actuado tarde y sin el vigor político que precisa el momento. El socialismo badalonés hace tiempo que ha perdido pie en el aparato político catalán.

Que el socialisme badaloní no té peu a l’aparell català no és nou, que això pugui afectar a la política local em sembla vergonyós. Però, realment és així?

La defensa de la multiculturalidad ha justificado a menudo la inopia hasta agotar la paciencia de muchos vecinos que han visto como los barrios que ellos mismos construyeron han vuelto, otra vez, a escenas que ellos dejaron atrás en los sesenta. La frustración en lugares como La Salut, Artigues o Sant Roc es grande. La impresión de que les han abandonado a su suerte, total.

Miquel Jurado

Militante del PSC en la transición, más tarde cargo de confianza de CiU, activista vecinal de larga trayectoria. Hoy es el embajador del líder del PP de Badalona, Xavier García Albiol.

Afirma:

“Llenamos los agujeros que han dejado otros”.

Val, d’acord, però, amb què omplen els forats?

Seguim.

En el Centre, las tradicionales élites de la ciudad temen por igual a los rumanos –a veces menudean por la calle del Mar– y al severo descrédito de algunos discursos de la emergente derecha local.

Vendrell es categórico: “En mi barrio hay racismo. ¿Cómo no si en la calle tienes la sensación de vivir en Marrakech?”. En pocos años, las zapaterías, tiendas de moda y relojerías de la calle Xile dieron paso a una sucesión de locutorios, puestos de kebab y carnicerías halal.
Vendrell admite que algo ha mejorado en los últimos tiempos (de hecho, el jueves pasado desahuciaron a un rumano en el barrio), pero está convencido de que “esto se ha empezado a mover porque los del PP han apretado a los socialistas”.

El patriarca de los gitanos de Sant Roc, el Tío Manuel, dice que “aquí los problemas los arreglamos nosotros. Les llevamos treinta años a los gitanos rumanos, y les enseñamos a comportarse, a no tirar la basura por la ventana. La cosa ha mejorado. A los primeros ya los hemos educado”. Y el que no atiende a razones puede ser desterrado.
Manuel es tal vez el más crítico con la estrategia política del PP. “Está azuzando a la gente. Eso no está bien. Lo de Francia tampoco. Nos están metiendo a todos en el mismo saco, en el de los delincuentes. Y eso es un paso atrás”, advierte.

L’eurodiputada Sanchez-Schmid

lleva dieciséis años trabajando en programas de integración de gitanos, “en especial –explica– de los niños”, desde el Ayuntamiento de Perpiñán. Y en el Parlamento europeo comparte con húngaros, búlgaros y rumanos una comisión para mejorar sus condiciones. Convencida de que es necesario hablar “con franqueza y de cara sobre los aspectos más feos de la inmigración”, también cree que “la expulsión de gitanos ha de ser la última solución”. Pero ninguna de esas ideas aparecieron en el relato que se hizo en su visita: estaban en Badalona, declarada zona de conflicto.

Hace cinco años, la primera manifestación contra los rumanos en la Salut empezó por un motivo bien sucio. A la vuelta del trabajo, un vecino halló inundada de heces su casa. Los inquilinos de los bajos habían atascado los bajantes de modo que todo lo acumulado buscó la salida más próxima. Toda una metáfora. No debería volver a ocurrir.

El número de extranjeros residentes en Badalona no es excepcional. Con 33.000 inmigrantes, sobre una población total de 219.000, sitúa a Badalona, con un 15,07%, por debajo de los porcentajes de otros municipios comparables. Así, l´Hospitalet alcanza el 22% y Santa Coloma de Gramenet, el 21%

Puede ocurrir que el Partido Popular logre romper aquí la barrera que le ha vedado el paso en los municipios de la periferia, aunque tendrá muy difícil gobernar porque la estrategia sobre la inmigración de sus líderes locales está abriendo brechas en lo personal. Algunos concejales socialistas y de CiU han sido amenazados porque son “amigos de los moros”. Hay cosas que no se olvidan.

2 thoughts on “La Badalona “angoixada”

  1. Extracte d’un article publicat al Pais 26.09.2010 FRANCESC VALLS -Barcelona

    La responsabilidad de los políticos es evidente, aunque en ocasiones no tengan escrúpulos en disfrazar de seriedad su demagogia. Esta semana ha habido un buen ejemplo de mala praxis con esa especie de safari internacional que el Partido Popular realizó al barrio de la Salut, tras la deportación de gitanos efectuada por el Gobierno de Sarkozy. En Badalona, ciudad en la que viven unas 220.000 personas, hay 300 gitanos de origen rumano y a la caza de los réditos electorales que da esa minoría acudió la líder del partido, Alicia Sánchez-Camacho, acompañada de Marie Thérèse Sánchez-Schmid, eurodiputada de la UMP francesa. El PP montó en Badalona un cuidado e inverso efecto Potemkin: un escenario de catástrofe con actores -en el tramo final de la visita- cuidadosamente elegidos. Del exotismo de la expedición da idea que en la página web de la parlamentaria sarkoziana se hablase de la visita a un inexistente campamento gitano, expresión que al día siguiente fue cambiada por barrio. Confusión de palabras al margen, el objetivo era claro: ganarse el favor del electorado a costa de fomentar la xenofobia y la fractura social. La irresponsabilidad de algunos políticos oculta el todo vale tras el argumento de escuchar al ciudadano.
    La ley es igual para todos y debe aplicarse a judíos y gentiles, musulmanes y católicos, payos y gitanos. Si en Cataluña, como gusta recordar el tópico, no cabemos todos, tampoco en política debería haber espacio para actitudes irresponsables o temerarias.

    http://www.elpais.com/articulo/cataluna/Musulmanes/poligono/gitanos/campamento/elpepiespcat/20100926elpcat_4/Tes

    Salutacions a tots !

  2. “Els ciutadans paguem els plats trencats.???

    Pués bien ,desde aquí mi conclusión a la vez que mi puntualización: Los ciudadanos somos los que -al final- tenemos la obligación de poner orden, allí en donde quienes -sin escrúpulo alguno- hacen del engaño,virtud…,o lo intentan.

    Y en relación con el Sr. Jurado y su manifestación de que “llenamos los agujeros que han dejado otros”. Lo siguiente:

    Si su forma de “rellenar agujeros” entronca con las…,”soluciones” que su jefe de filas -Sr. Albiol- ofreció en el programa de tvb “El Debat”. Los ciudadanos de Badalona estamos llamados -lamentablemente- a ser líderes en cuanto al pisotéo y la denigración de los derechos de las personas.

    ¿Se pregunta alguien (que no presenció dicho programa) qué soluciones, fueron las propuestas por el Sr. Albiol, para dar “su” solución a los problemas inmigratorios.?

    Las siguientes: (Literal) “concentrar” a rumanos/gitanos en lugar que permita su control (…) y ejercer “presión policial”, las 24 horas del día.(También literal) y sin concreción sobre qué tipo de…,”presión” se debería ejercer.

    Así es como el Sr. Albiol (asistido por su portavoz -Sr.Jurado- “taparían los agujeros que dejan otros”…Taparían agujeros y -al tiempo- conculcarían algún que otro derecho que también hay que decirlo…

    Sí, lo ratifico: El/los ciudadanos no estamos para pagar los platos rotos. Tenemos la obligación de poner orden desde y con el voto. Y ahora -Sres. Albiol y Jurado- toca…

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada